ENCONTRARSE CON DIOS

“Ningún hombre se conoce mientras no se haya encontrado con Dios. Por eso tenemos tantos ególatras, tantos orgullosos, tantos hombres apegados de sí mismos, adoradores de los falsos dioses. No se han encontrado con el verdadero Dios y por eso no han encontrado su verdadera grandeza. Y qué desgraciada es la vida cuando en vez de encontrar al Dios verdadero se está adorando al falso dios: dios dinero, dios orgullo, dios placer. Todo eso, ¡falsos dioses!
(Día a Día con Monseñor Romero, Homilía 10-febrero-1980)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *