Quienes Somos

Historia

La Fundación Monseñor Romero nació en San Salvador, El Salvador en 1999, en la casa de Retiros Loyola, de la compañía de Jesús. Cuando Mons. Ricardo Urioste, entrañable amigo de Mons. Romero y actual Presidente de la Fundación, convocó a un grupo de personas de diferentes quehaceres, oficios y profesiones, que tenían de común denominador, el amor por Monseñor Romero y el interés de preservar y difundir su memoria.

Como objetivo inmediato y específico se tuvo, la preparación de la conmemoración del XX Aniversario del Martirio de Monseñor Romero en el año 2000 y, como objetivo permanente mantener viva la palabra de Monseñor Romero que sigue iluminando al país como un verdadero profeta; además, el apoyar y orar por su canonización.

Somos una institución conformada por sacerdotes y laicos que vemos en Monseñor  Romero a un Obispo fiel a Dios, a la Iglesia y a su Pueblo, queriendo aprender de su santidad en su doble dimensión de fidelidad a Dios y a la persona humana. Los Miembros Fundadores y el Equipo de Comisiones,  trabajan todo el año en los quehaceres específicos  y, en las Conmemoraciones de Monseñor Romero, Martirio y Natalicio, se unen más personas a colaborar para tales fines.

La Fundación Monseñor Romero tiene sus oficinas en San Salvador, es presidida por Mons. Ricardo Urioste y administrada por el Consejo Directivo conformado por sacerdotes y laicos comprometidos con la misión de la Fundación.

Nuestra misión consiste en mantener vivo el pensamiento y espíritu de Monseñor Romero, fundamentados en la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia, para tener una presencia encarnada en la realidad de los pobres, amados de Dios, iluminando las problemáticas y las posibles soluciones e inspirados en la oración.

Nuestra visión es ser una institución convencida y comprometida con el legado del Monseñor Romero: justicia, amor, verdad y vida desde Jesús.