Víctimas de la sociedad de consumo

Si hay una enfermedad en el pobre y en la clase media para abajo, esta es la enfermedad más terrible: Ser víctima de la sociedad de consumo. Querer tener ya su televisor, querer tener ya, también, sus recepciones como las tienen los de más arriba, querer disfrutar la vida aun sin tener lo necesario para subsistir. El espíritu de pobreza será la mejor manera de conjurar esas tentaciones que aniquilan a la familia y la felicidad del hombre. (Homilía 15 de julio de 1979, Ciclo B).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *